Connect with us

Testimonios

“Anto, mi princesa” ( VWM Vanishing white matter )

Testimonio escrito por Mimī ( Mamá de Anto ).

Testimonio escrito por Mimī ( Mamá de Anto ).

Parecía ser un día más del año 2000, pero no fue así, Anto (15 años) de pronto manifestó un problemita motriz en las piernas. Desde ese día nuestras vidas cambiaron para siempre, ya nada fue igual. Aparecieron los miedos, el desconcierto, la ansiedad, las consultas médicas, los estudios, los traslados, los análisis, hasta que Anto tuvo su diagnóstico: Leucodistrofia.  A todo lo que sentimos antes se les sumaron la angustia  y la impotencia.
Qué difícil afrontar eso y sostener a ANTO….

Por qué? Por qué a Anto? Buena, joven, linda por fuera y por dentro, llena de proyectos y sueños por cumplir.
No nos enseñan cómo seguir viviendo con el dolor de saber que un hijo deberá luchar para sobrellevar una enfermedad terrible. Atender a los demás hijos, que también nos necesitan y que deberán asumir que su hermana no va a ser la misma. Que deberán apuntalarla y cuidarla.

El tiempo fue pasando. Anto terminó su secundario, fue al viaje de estudios, se mudó a la ciudad para estudiar en la Facultad. Todo marchaba tranquilo, hasta que mi esposo (médico veterinario), el papá de Anto, fallece. Ella comienza a desmejorar. Caminaba con mucha dificultad, dejó su trabajo y regresó a casa para vivir conmigo. Eso le implicó afrontar las miradas, las risitas de los chicos (puramente inocentes) y el rechazo de uno de sus hermanos que no lograba asumirlo. Sus días son rutinarios, la monotonía es fatal. Rehabilitación, psicólogo, psiquiatra, rezos, plegarias, aprender a autopropulsar la silla de ruedas, (silla que odia). Depender de otro para todo: higiene, alimentación, traslado, el levantarse y el acostarse.

Yo dejé de trabajar. Sólo estamos ella y yo, apuntalándonos una a otra. Se torna complicado responder sus preguntas: volveré a caminar mamá? tendré un tratamiento? cuándo está el resultado del análisis?
Se siente sola. Sus amigos y amigas, todos tiene ocupaciones. Nosotros somos muy poquitos de familia y Godeken, el pueblo donde vivimos es muy chiquito.

Los días pasan. El milagro no llega. Y su juventud se va apagando.
Hoy estamos bien, tranquilas, mañana no sabemos.
Vivimos el presente.

Seguimos adelante día a día. Nos tocó un camino duro por recorrer y tratamos de aprender a andarlo, a vivirlo y a caminarlo.

Me resisto a pensar que Anto tenga que transitar por esto. Voy a luchar y pelear contra todo para que su joven vida sea lo más linda, placentera y tranquila posible.
Sé que Anto no está sola, son muchos los chicos que transitan por lo mismo. Es cuestión de juntar toda nuestra energía y enfocarla en ellos para que no pierdan la inocencia y el encanto que irradian.
Hacia ellos va todo mi amor y mi fe.

2 Comments

2 Comments

  1. Ana genaro

    Jun 3, 2017 at 11:11 am

    Dios la bendiga …

  2. Olivia

    Jun 8, 2017 at 11:08 am

    En que se puede ayudar? Soy Olivia sturgeon novia de facundo Bordino, decime que puedo hacer por ustedes? Mi Facebook es olí sturgeon una foto cn facu tengo de perfil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =

Trending