Connect with us

Leucodistrofia relacionada con POLR3/Leucodistrofia 4H

Epidemiología

La prevalencia de la leucodistrofia relacionada con POLR3 es desconocida.  Se han identificado individuos con leucodistrofia relacionada con POLR3 en todo el mundo

Descripción clínica

La leucodistrofia relacionada con POLR3, una leucodistrofia hipomielinizante con características específicas en la RM cerebral, se caracteriza por combinaciones variables de cuatro hallazgos clínicos principales:

  • Disfunción neurológica, generalmente predominante por disfunción motora (disfunción cerebelosa progresiva y, en menor medida, extrapiramidal [es decir, distonía], piramidal [es decir, espasticidad] y disfunciones cognitivas)
  • Dentición anormal (dentición retrasada, hipodoncia, oligodoncia y dientes colocados o en forma anormales)
  • Anomalías endocrinas, como estatura baja (en ~ 50% de los individuos) con o sin deficiencia de hormona de crecimiento y, más comúnmente, hipogonadismo hipogonadotrópico que se manifiesta como pubertad retrasada, detenida o ausente
  • Anomalía ocular en la forma de miopía, que progresa típicamente durante varios años y se agrava

La leucodistrofia relacionada con POLR3 y la leucodistrofia 4H son los dos términos reconocidos para cinco fenotipos clínicos. Éstos incluyen:

  • Hipomielinización, hipodoncia, hipogonadismo hipogonadotrópico (síndrome 4H);
  • Ataxia, dentición tardía e hipomielinización (ADDH);
  • Temblor-ataxia con hipomielinización central (TACH);
  • Leucodistrofia con oligodoncia (LO);
  • Hipomielinización con atrofia cerebelosa e hipoplasia del cuerpo calloso (HCAHC).

La edad de inicio suele ser en la primera infancia, pero también se han notificado casos de inicio tardío.

Diagnóstico

La leucodistrofia relacionada con POLR3 se diagnostica mediante la combinación de hallazgos clínicos clásicos, características típicas de IRM en el cerebro y la presencia de variantes patógenas bialélicas en POLR3A , POLR3B o POLR1C .

Evaluaciones tras el diagnóstico inicial

Para establecer el alcance de la enfermedad y las necesidades de una persona diagnosticada con leucodistrofia relacionada con POLR3, se recomiendan los siguientes:

  • Consulta de neurología pediátrica.
  • Evaluación de la deglución
  • Evaluación fisioterapia
  • Evaluación de la terapia ocupacional
  • Evaluación de patología del habla y lenguaje.
  • Consulta del médico de rehabilitación (es decir, fisiatra)
  • Evaluación neuropsicológica
  • RM cerebral, si no se realiza en el momento del diagnóstico
  • Consulta de odontología
  • Consulta endocrina
  • Evaluación oftalmológica
  • Consulta especialista en oído-nariz y garganta para problemas de hipersalivación y deglución.
  • Consulta con un genetista clínico y / o consejero genético.

 

Tratamiento de las manifestaciones

Atención individualizada por un equipo multidisciplinario que incluye un neurólogo pediátrico, un genetista clínico, un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un patólogo del habla y del lenguaje, un neuropsicólogo, un médico de rehabilitación, un dentista, un endocrinólogo, un oftalmólogo, un especialista en orejas y cuello, y un especialista primario. Se recomienda el cuidado médico. Se debe tener especial cuidado al manejar la disfagia en este trastorno, ya que se sabe que varía ampliamente, incluso en un solo día. Las dificultades para tragar progresarán con el tiempo y la distonía debe ser monitoreada y tratada para prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Agentes / circunstancias a evitar

Evita lo siguiente:

  • Alimentos que pueden provocar asfixia
  • Medicamentos que actúan sobre los bloqueadores del receptor D2 (p. Ej., Neurolépticos como el haloperidol o la risperidona, medicamentos contra las náuseas como la metoclopramida) ya que estos pueden exacerbar las características extrapiramidales.

Asesoramiento genético

La leucodistrofia relacionada con POLR3 se hereda de manera autosómica recesiva. En la concepción, cada hermano de un individuo afectado tiene un 25% de probabilidad de ser afectado, un 50% de probabilidad de ser un portador asintomático y un 25% de probabilidad de no ser afectado y no un portador. Las pruebas de portadora para los familiares en riesgo y el diagnóstico prenatal para embarazos con mayor riesgo son posibles si se conocen las dos variantes patógenas en la familia.

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK99167/?report=printable